Mural de poema anónimo atribuido a Manuel Saturio Valencia. ¨Primer Juez Negro de América ", criado por los dominicos. El era conservador de Quibdó y se enamoró de una blanca de las élites de Quibdó,  Deyanira Castro Baldrich. Saturio tenía muchos enemigos entre los liberales blacos. Para escapar a sus dificultades se refugió en el alcohol; una noche hubo un conato de incendio en Quibdó y se lo acharon a él. Al parecer Rafael Reyes envio el mensaje de conmutar la pena. El poema narra las desgracias de él en su momento de alcoholismo, más que un poema es un panfleto. Sobre él se han escrito varios libros, entre ellos Las Memorias del Odio (Rogerio Velásquez) y El Asesinato del Diablo, de Zapata Olivella.

A yo que soy ignorante (poema)

  • Título: A yo que soy ignorante

    Época: Siglo XXI

    Autor: Leyson Rivas

    Técnica: Pintura Mural, Acrílico sobre muro estucado y lacado.

    Dimensiones:  Ancho: 131.6cm. Alto: 209 cm

Los afrochocoanos

Los afrochocoanos

© 2020 Fundación Muntú Bantú